NOTICIAS

Beneficios de la cámara hiperbárica

Beneficios de la cámara hiperbárica

28 nov 2018

En la Clínica El Molinón somos especialistas en Medicina Hiperbárica, y contamos con una cámara hiperbárica con la que tratamos desde problemas como las úlceras de mala evolución, hasta casos de pies diabéticos o infecciones, fibromialgia, necrosis óseas, la enfermedad inflamatoria intestinal, lesiones producidas por los tratamientos de radioterapia, e incluso es posible lograr resultados en sorderas súbitas, así como acortar el tiempo en la recuperación de lesiones deportivas.

La cámara se utiliza para realizar oxigenoterapia hiperbárica (OHB), una terapia no invasiva en la que los pacientes respiran 100% oxígeno mientras se encuentran en una cámara presurizada a una presión superior a la atmosférica.

Beneficios de la Medicina Hiperbárica

Según datos de la Sociedad Española de Medicina Hiperbárica, el tratamiento de oxigenoterapia tiene los siguientes beneficios:

  • Acción antimicrobiana
  • Revitalización y Neovascularización
  • Efecto Vasoconstrictor y antinflamatorio
  • Efecto de Presión Directa
  • Uso frente a Radicales Libres
  • Medicina Preventiva

La oxigenoterapia hiperbárica, inicialmente, no tiene ninguna contraindicación. Prácticamente todas las personas podrían seguir un tratamiento de este tipo sin límite de edad o de condición física. Solo algunos casos de bronquitis crónica (EPOC) o neumotórax sin tratamiento podrían no ser susceptibles de seguir este tratamiento. Eso sí, es necesario que el médico estudie cada caso concreto para ver si es la mejor opción para el paciente.

Tipos de cámaras hiperbáricas

Las cámaras hiperbáricas monoplazas como la que tenemos en nuestras instalaciones son las más comunes. Estas cámaras solamente permiten el tratamiento de un único paciente por sesión, y las sesiones tienen una duración media de 90 minutos. En ellas nos comunicamos con el paciente a través de un intercomunicador y aportan algunas ventajas:

  • Privacidad y manejo individual del paciente.
  • Aislamiento en caso de infecciones.
  • Comodidad. No requiere del uso de máscaras protectoras.
  • Observación sencilla al paciente.
  • No requiere de ningún procedimiento especial para su descompresión.

Además, a pesar de la apariencia que tienen, son poquísimos los casos de claustrofobia. La cámara cuenta con grandes ventanas en los laterales y en el techo que eliminan la sensación, e incluso el paciente puede ver la televisión y elegir el programa.

 

También existen cámaras hiperbáricas multiplazas que se utilizan para tratar a varios pacientes al mismo tiempo, o para un paciente con soporte médico. Estas se llenan con aire y se respira el oxígeno a través de mascarillas.

El Dr. Pedro Villabella es el encargado de nuestra área de Medicina Hiperbárica. Si tienes más dudas acerca de este tratamiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Podemos ayudarte!