NOTICIAS

Masaje para el cólico del lactante

Masaje para el cólico del lactante

Irma Fernández Lagar
08 may 2017

Autor: Dña Irma Fernández Lagar

El cólico del lactante es el espasmo o contracción dolorosa del intestino, lo que provoca llantos prolongados, que se inician alrededor de la segunda semana de vida, repitiéndose casi a diario y que puede persistir hasta el tercer o cuarto mes. Suele sufrirlo 3 de cada 10 bebés, en los cuales suele aparecer sobre todo a última hora del día y suele tener una duración de al menos 3 horas a lo largo del día, tienen dificultad para dormir, problemas a la hora de tomar el pecho, dificultad en la deglución, regurgitación, el bebé tiene el vientre duro, se muestra inquieto y nervioso.

Puede ser por distintas causas, por inmadurez del aparato digestivo, alergia, por intolerancia a la proteína de la leche.

La realización de masajes, osteopatía visceral y técnicas manuales  flexibilizan vientre del bebé con una dirección determinada para favorecer el tránsito de los gases, heces y la expulsión del eructo.

Y mediante la Osteopatía Craneal podemos tratar el nervio vago que sale del cráneo y desciende inervando las vísceras para mejorar los síntomas que presenta el bebé.

Las técnicas son totalmente inocuas y no producen ningún tipo de dolor ni efecto secundario en el bebé.

Recomendaciones para los padres: debemos  intentar establecer rutinas diarias, alimentar al bebé con leche especial, mantener un patrón de sueño, procurar que trague el menos aire posible con el biberón (tetina siempre llena de leche y el agujero apropiado) y que eructe bien después de las tomas.

En lactancias maternas puede intentarse una dieta materna libre de PLV (Proteína de Leche de Vaca) y de otros alérgenos alimentarios (huevos, pescado…). Eliminar cualquier excitante de la dieta de la madre como el café, el té y otras bebidas que lo contengan.

Diseño web :: ticmedia.es